Translate

Más agua en rocas lunares de unas zonas que en las de otras, ¿claves ocultas de la historia lunar del agua?

jueves, 31 de julio de 2014
[Img #21406]

Una reciente revisión de cientos de análisis químicos de rocas lunares indica que la cantidad de agua en el interior de la Luna varía regionalmente, lo cual aporta indicios potenciales sobre cómo se originó y se redistribuyó el agua en el satélite en un pasado remoto. Estos descubrimientos proporcionan una nueva herramienta para desentrañar los procesos involucrados en la formación de la Luna, en cómo se enfrió la corteza lunar y en su cronología de impactos de objetos cósmicos.

El agua detectada no está en forma líquida, sino que tan solo se trata de trazas atrapadas en vidrios volcánicos o unidas químicamente a granos de minerales dentro de rocas lunares. Las rocas de ciertas zonas del interior de la Luna contienen mucha más agua que las rocas de otros lugares de nuestro satélite natural. La composición isotópica del hidrógeno del agua lunar también varía de una región a otra, mucho más que en la Tierra.

El consenso actual es que la Luna se formó como resultado de un impacto gigante de un protoplaneta de tamaño similar al de Marte contra la protoTierra.

La procedencia del agua de la Luna podría ayudar a explicar la procedencia del agua de la Tierra, la cual ha sido y es vital para la vida aquí. Hay dos posibilidades: la Luna heredó el agua de nuestro planeta durante el impacto que la formó, o bien llegó a ella mediante cometas o asteroides. El origen del agua lunar también podría ser una combinación de estos dos procesos.

El equipo de Katharine Robinson y G. Jeffrey Taylor, de la Universidad de Hawái en Manoa, Estados Unidos, recopiló mediciones de agua realizadas en muestras lunares por colegas de todas partes del mundo, así como sus propias mediciones. Específicamente, las mediciones fueron de hidrógeno y de un isótopo de este, el deuterio (hidrógeno con un neutrón extra en su núcleo). La proporción entre hidrógeno y deuterio en el agua puede indicar la procedencia de esta o permitir rastrear ciertos procesos magmáticos en el interior de la Luna.

Cuando el agua fue descubierta en las muestras lunares en 2008, fue muy sorprendente porque desde que los astronautas de las misiones Apolo las trajeron a la Tierra, los científicos pensaban que la cantidad de agua presente en la Luna era prácticamente cero.

Fuente: NCYT

0 comentarios :

Publicar un comentario

Loading...