Translate

Consiguen determinar la edad de las estrellas con ultrasonidos

martes, 8 de julio de 2014
A young star's age can be gleamed from nothing but sound wavesLas estrellas 'infantiles' se pueden distinguir de las 'adolescentes' mediendo las ondas acústicas que emiten. Esta es la conclusión de investigadores del Instituto de Astronomía de la Universidad de Lovaina que responde al reto de determinar la edad de las estrellas jóvenes. 

Las estrellas a menudo nacen en racimos, resultado de la contracción de las nubes moleculares de gas y partículas de polvo. A medida que una estrella evoluciona desde la infancia hasta la adolescencia, la atracción gravitatoria hace que se contraiga. 

Se hace más pequeña y más caliente hasta que la temperatura interna es suficiente para iniciar la combustión nuclear del hidrógeno. En este punto, la estrella se estabiliza y se convierte en "adulta".

Vibraciones acústicas


La determinación de la edad de una estrella joven está lejos de ser simple, y saber de que nube molecular viene da sólo una vaga idea de su edad. Pero los investigadores han ideado una manera de determinar la edad de las estrellas mediante la medición de sus vibraciones acústicas utilizando tecnología de ultrasonidos similar a la utilizada en el campo de la medicina.
Las vibraciones acústicas son producidos por la presión de radiación dentro de las estrellas. La astrónoma Konstanze Zwintz y sus colegas estudiaron las vibraciones de 34 estrellas menores de 10 años millones de años y de tamaño entre una y cuatro veces la masa de nuestro sol. 

"Nuestros datos muestran que las estrellas más jóvenes vibran más lentamente, mientras que las estrellas más próximas a la edad adulta tienen una vibración más rápida. La masa de una estrella tiene un impacto importante en su desarrollo: las estrellas con una masa menor evolucionan más lentamente que las estrellas pesadas que crecen más más rápidamente", dice Zwintz.   

Mientras que los físicos teóricos habían postulado que las jóvenes estrellas vibran de manera diferente a las estrellas más viejas, el estudio de Zwintz es el primero en confirmar estas predicciones a partir de datos concretos del espacio exterior. 

"Ahora tenemos un modelo que mide con precisión la edad de las estrellas jóvenes", dice Zwintz. "Y ahora somos también capaces de subdividir las estrellas jóvenes de acuerdo a sus diferentes fases de la vida." 

Los investigadores estudiaron la nebulosa conocida comúnmente como el racimo del árbol de Navidad. Sus datos se obtienen a partir del satélite canadiense MOST y el satélite europeo CoRoT, así como de  instalaciones en tierra como el Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Loading...